Barreñón (altura 39 cm), ola (altura 45 cm)

Estas son piezas de la alfarería de Gundivós (Sober, Lugo), “terra de cacharreiros”. Centro importante de industria alfarera en el s. XIX y primera mitad del XX, pasó por un importante declive desde los años 60, casi en riesgo de desparición; ha conseguido sim embargo mantenerse viva gracias al trabajo de los pocos alfareros que aún conocen el oficio y están intentando promocionar esta cerámica (Elías, Otilia). Sus piezas son hechas en torno bajo, movido por la mano, con el barro local y cocidas en horno de leña. Las formas tradicionales son sobrias, reforzadas con “vincos” y con alguna decoración incisa, según el tipo de piezas.

meleiro, y ámboa (altura 66 cm )

En las piezas destinadas a guardar el vino o el vinagre (xarros, ámboas), se recubre el interior con pez (resina de pino), calentando la pieza a la hoguera para fundirlo, lo que hace que estas piezas tomen el color negro característico:


Xarros para vino

Xarro y escurrecubas